Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Acceso a Usuarios

Zen Counseling

Volver a la página principal

 

El ‘Zen Counseling’ es una  herramienta para ayudarte a resolver conflictos internos, combina psicoterapia y meditación.
Uno de los responsables de haberla difundido es Svagito R. Liebermeister. Su propuesta combina la psicoterapia, el counseling y la meditación (prestando atención al hecho de que esta es el aspecto central de cualquier terapia que pretende conectar con un nivel más profundo de autoconocimiento y de desarrollo espiritual).


Origen


Osho  fue uno de los primeros en relacionar el alivio de tensiones con la introspección y afirmaba que las emociones reprimidas quedan encerradas en el cuerpo físico en forma de ‘blindaje’ muscular y de energía bloqueada o estancada, por lo tanto, proponía relajar esas presiones para que así fuera más fácil practicar la reflexión interior en silencio.


Terapia occidental + meditación oriental


Los terapeutas de los países occidentales se han ocupado de examinar las causas de nuestros problemas, tales como los condicionamientos tempranos de la infancia y las experiencias traumáticas del pasado.


Como asegura Liebermeister, es una realidad que la gente acude con los facilitadores para resolver adicciones, neurosis, emociones y actitudes ocultas que entorpecen el camino hacia la armonía y la felicidad. Sin embargo, después de ese trabajo humanista, de caer en cuenta del porqué de esos problemas y de sacar los sentimientos reprimidos, se requiere separarse de todo ello.


Permanecer en estado meditativo “zen” es el segundo paso dentro de este camino a la sanación. Una técnica para lograrlo es a través de la técnica del vipassana, desarrollada por Buda, que consiste en sentarse en silencio, dirigir tu atención sobre tu propia respiración, al mismo tiempo que eres consciente de las sensaciones de tu organismo y de tu proceso de pensamiento. Poco a poco, al profundizar en la técnica, debes llegar a darte cuenta de que esta facultad con que experimentas y observas esos fenómenos es un estado de subjetividad puro.

Es una experiencia de percepción en su estado más natural, libre de apegos al cuerpo físico y a la mente. Según Buda, “esta conciencia florece en un estado permanente de iluminación en el que el meditador existe sin identificarse con la mente ni con el cuerpo, en una unidad trascendental, donde desaparece todo el sentido del yo, que se disuelve en una conciencia universal”. Svagito asegura que “A través de la terapia alcanzamos una cierta armonía o paz dentro de la mente, mientras que, por medio de la meditación, contrasta con la preocupación mental y relajarnos, logrando un profundo bienestar”. Por supuesto, la integración que va del trabajo terapéutico hasta la meditación, abarca la personalidad y actitud ante la vida que se unen con las respiraciones armónicas hasta lograr un estado de paz tanto en mente como en espíritu.  

 


Fuente: www.fundaciontelevisa.org 

Volver a la página principal

Nube de etiquetas

estrenamos pagina web

Noticias + vistas
[ Ver + ]
Noticias + favoritas
[ Ver + ]
Noticias + valoradas
[ Ver + ]